Crisis Económica y Colapso Energético: ¿ Estás Preparado(a) ?

Que nuestro modelo económico y de consumo energético se acaba ya es algo que todos sabemos (los despiertos, claro), de hecho ya estamos inmersos en este período. Algunas voces bien documentadas nos advierten que esto puede ocurrir antes de los que esperamos y sus consecuencias pueden ser terribles.
 
El colapso puede derivar en guerras o estados fascistas sin límite…

 

 

El colapso económico no es algo que suceda de la noche a la mañana, se trata de un proceso de DECADENCIA hasta el estallido final. Todo en la historia de la humanidad sigue el padrón de “proceso cíclico”: nace, crece, llega a su apogeo, comienza a declinar, envejece y muere. Exactamente lo mismo sucede con el sistema actual (máxime teniendo en cuenta que HA SIDO CREADO NO PARA DURAR SINO PARA, JUSTAMENTE, COLAPSAR):

 

  • ETAPA 1: Comienza la decadencia
Todo va bien y la economía es próspera. Se ha logrado un alto nivel de vida. Las mercancías son baratas y están fácilmente disponibles. Parece haber abundancia de todo. Las tiendas están llenas de productos listos para ser comprados. La calidad de vida en general es buena. La infraestructura de trabajo del país está intacta y funciona bien. Sin embargo, la idea de que toda persona tiene derecho a tener lo que otros han ganado ahora permea la sociedad. Las políticas de redistribución de la riqueza se implementan en silencio en la trama de la sociedad. Sin control y bajo el disfraz de la equidad y la igualdad, esas políticas disminuyen lentamente la productividad y aumentan la dependencia en el gobierno y las ayudas sociales.
 
 
  • ETAPA 2: La pendiente resbaladiza
 
La economía entra en un lento pero constante declive. El desempleo va en aumento. Cada vez hay un mayor número de personas que reciben asistencia del gobierno de una u otra forma. Le pagan a la gente por no trabajar. El gasto del gobierno ha aumentado de forma espectacular. El precio del oro, la plata, y otros metales preciosos suben a precios inauditos. La inflación llega a niveles de dos dígitos.
  • ETAPA 3: Se va a poner peor
El colapso total de la economía comienza después de un declive prolongado. El gobierno pone en práctica controles de precios. La escasez de productos de primera necesidad se generaliza. Hay decenas de miles de casas vacías aunque muchos están sin hogar. La inflación aumenta aún más y el desempleo supera el 25%. Bancos y empresas quiebran. Nadie parece tener dinero. Proliferan las huelgas y disturbios a gran escala. Los servicios públicos se interrumpen y se vuelven poco fiables. Las infraestructuras están en decadencia. Comienzan a aparecer pandillas violentas. El Gobierno confisca las armas de fuego (con licencia) a los ciudadanos. La violencia está en todas partes y las ciudades se convierten en lugares peligrosos. En esta etapa, el país parece que ha traspasado el punto de no retorno. 
 
 
  • ETAPA 4: La toma del poder
 
El colapso puede pasar a esta fase en cualquier momento después de la etapa 3. La mayor parte de la clase media ha perdido todo. Lo que solían ser barrios de clase media bien cuidados están llenos de casas vacías, dañadas y destruidas por vándalos. La infraestructura de la nación se ha visto seriamente descuidada y necesita reformas importantes. La red eléctrica se convierte en poco fiable. Los apagones son algo cotidiano. Ya no se puede comprar o vender oro ni sacar el dinero del banco. La inflación está fuera de control. Ahora la economía se derrumba. Hay prisa para todo y los estantes de los supermercados se vacían en cuestión de horas. La sociedad se sume en caos. Las pandillas violentas toman el control de las calles y barrios urbanos. El gobierno emite medidas restrictivas, en un intento para controlar la economía. Todo es escaso y fuertemente racionado. Los alimentos y la gasolina son muy caros y hay largas colas para conseguirlos cuando están disponibles. La atención médica de calidad y asequible no existe y la seguridad social queda en un recuerdo lejano. No tendrás nada que no puedas conseguir por ti mismo. 
Si llegados a este punto no estamos preparados ya es demasiado tarde para prepararse. Lo que no hayas adquirido antes, no podrás comprarlo ahora. Cualquier cosa de valor necesario para la supervivencia ya no estará disponible. La situación se pone peor, mucho peor. La próxima es la fase 5… y no te va a gustar.

 

 
  • ETAPA 5: Pérdida de la libertad
 
El gobierno pone en práctica la ley marcial. Los enfrentamientos entre civiles y las fuerzas gubernamentales arrasan el país. Poseer un suministro de alimentos para abastecerse durante más de 30 días se considera ilegal. La pobreza absoluta y el hambre se convierten en lo común. El gobierno ofrece escasos alimentos, agua y refugio a cambio de su libertad y su independencia. La democracia se acaba y aparece una forma socialista de gobierno que se hace cargo, bajo el pretexto de solucionar los problemas de la sociedad, con la falsa promesa de que la paz y la prosperidad volverán mejor de lo que eran sólo unos pocos años atrás. Un régimen totalitario asume el poder y las libertades que antes se disfrutaban son completamente eliminadas. 
Como se puede ver, las prioridades cambian a medida que el mundo cambia. Los recursos más preciados de hoy ya no son importantes después del colapso económico. La falta de preparación hoy incrementa la magnitud del sufrimiento del mañana. Es mejor prepararse 10 años demasiado pronto que 10 minutos tarde.

 

Ideas y sugerencias para la crisis

 
La aparición de la civilización ha hecho aparecer también los escenarios de supervivencia urbana; nuestro mundo actual impone saber cómo sobrevivir en tal contexto, y particularmente en el caso de crisis financieras globales y nacionales. He aquí algunos consejos.
 
 
  • Un estado siempre va a tender a salvarse a sí mismo aún a costa de sus ciudadanos. Se puede hacer una disertación sobre filosofía política bastante extensa sobre este asunto, pero basta decir por ahora que en el derecho internacional los estados son considerados perennes, mientras que la gente es naturalmente mortal. De ambos conceptos resulta obvia la conexión.
 
  • La gente va a tender a salvarse individualmente aún a costa de la sociedad en la que vive. El estado, en definitiva, es aún más secundario que la sociedad para la gente.
 
  • No crea que el gobierno está de su mismo lado (este es un aviso para los dormidos, porque los despiertos ya sabemos que lo que quieren es eliminarnos); en una situación extrema, cualquier gobierno incluso se atreverá a incautar los bienes de sus ciudadanos para salvar al estado. El hecho de que no haya pasado todavía en su país no significa que no puede pasar nunca. Todo es cuestión de qué extrema se torna una situación determinada.
 
  • Frente a una fuga de capitales o personas capacitadas, los gobiernos tienden a establecer controles; de ahí que en muchos países se prohíba el cruce de las fronteras con dinero u otros bienes, o que incluso no se permita el libre tránsito de los ciudadanos. El dinero, los bienes e incluso las personas deben salir antes de que esto se produzca si tal es la tendencia. La imposición de semejantes limitaciones es siempre un muy mal síntoma que describe la verdadera situación dentro de un territorio.
 
  • No crea en el gobierno ni en las instituciones financieras. La evidencia histórica indica que en situaciones de emergencia tienden a mentir y desdibujar la realidad.
 
 
  • Debe reducir al mínimo la cantidad de tarjetas de crédito que posea.
 
  • Reducir al mínimo la cantidad de cuentas bancarias.
  • No utilizar las tarjetas de crédito o los créditos para adquirir bienes de consumo, como comida o ropa, y sobre todo DEJAR DE COMPRAR A CRÉDITO “BIENES” (mejor sería decir “males”) INNECESARIOS.
 
  • Aprenda a reparar sus bienes en vez de arrojarlos a la basura y comprar otros, o en vez de contratar a un servicio técnico en todos los casos. No crea que todo lo va a poder hacer usted, pero sí una buena parte.
 
  • En períodos de mucha inflación se puede pasar a un nivel mucho más peligroso, como es la hiperinflación. No existe una fórmula matemática para determinar exactamente cuando se pasa de un nivel de elevada inflación al siguiente, pero la hiperinflación se caracteriza por la desaparición total del valor de la moneda. En los países que la han experimentado, los precios cambiaban a diario, los billetes acumulan más ceros de los que pueden imprimirse e incluso el cambio se hace ya no por unidad monetaria sino por el peso de los fajos de billetes. Hay evidencia histórica que documenta cómo la gente pagaba la compra de sus alimentos llevando billetes en carretilla o mochilas.
 
  • Crisis económicas muy profundas pueden derivar en la aparición de líderes autoritarios porque a causa del caos imperante, la gente, incluso en las democracias, buscará contar con líderes fuertes. Pero la situación actual no es la de un “pueden” sino la de UN DICTADOR APARECERÁ: EL ANTICRISTO. Sin embargo, surgirán pequeños dictadores en menor escala, “subalternos”. Estos líderes tenderán a actuar de forma autocrática y hasta brutal, especialmente con sus disidentes. El problema es que incluso gente que no apoya las ideologías que describen esos líderes o a las que estos adhieren, tenderán a seguirlos por la imagen de personas fuertes que transmiten
 
  • Cuando un gobierno está a punto de tomar una medida financiera conflictiva como la incautación de los depósitos bancarios o una variación muy importante en algunos precios, empiezan a aparecer rumores por doquier aunque en general las autoridades tratan por todos los medios de mantener esos planes en secreto. Solamente la gente con acceso a información privilegiada logra anticiparse a los eventos y, por ejemplo retirar su dinero de los bancos antes de que una incautación semejante ocurra.
  • Las crisis financieras no son momentos para tratar de apostar como si la economía fuera un gran casino. Se generan muy buenas oportunidades de negocios en esos casos, pero antes que nada hay que proteger lo que se tiene antes de pensar en obtener más. Si este es el camino que usted quiere seguir, entonces debe empezar a formar su propio fondo para invertir en tales circunstancias sin comprometer su capital imprescindible.
 
  • En caso de crisis, y si hay un gobierno autoritario de por medio, será muy sencillo afirmar a la turba que la culpa de los problemas la tiene una determinada clase social o grupo étnico político y/o religioso, generalmente extranjero, diferente o bien con dinero, Tal es lo que ocurrió muchas veces con los judíos o con la clase media o alta. El populacho creerá que todos su males provienen de allí y serán de fácil manipulación por parte de sus líderes, quienes utilizarán la situación simplemente para quitar del medio a esos chivos expiatorios por medio de la fuerza de la masa, y acapararán los bienes expropiados. El sistema ha “educado” muy bien a la gente para que no busquen soluciones sino culpables a los que poder “acusar” de sus males… sea verdad o no. En este caso ya venimos viendo cómo los judíos pasaron en poco más de 70 años de “víctimas” a “victimarios”: Y ESTO GRACIAS A LA ACTUACIÓN DE LOS QUE SE HACEN PASAR POR JUDÍOS (LOS EDOMITAS SIONISTAS TALMÚDICOS), que actualmente han logrado que las personas que no analizan las cosas sino que creen todo lo que les cuentan de manera superficial ODIEN a los “judíos”… (cuando no tienen NI IDEA de lo que significa ser judío ni de quiénes lo son) E INCLUYAN A LOS ISRAELITAS VERDADEROS, AL ELOHIM DE ISRAEL, LOS CRISTIANOS Y LOS MUSULMANES POR LAS DUDAS… sin detenerse a pensar que YA HAN SIDO CONVENIENTENTE INFORMADOS POR MUCHOS QUE SÍ ANALIZAN LAS COSAS, DE QUE TODOS LOS GRUPOS FUNDAMENTALISTAS Y TERRORISTAS SON CREACIONES DE LA ÉLITE GOBERNANTE. Sin embargo, cuando se les ofrece elegir entre los verdaderos culpables y los inocentes, TODAVÍA HOY LIBERAN A BARRABÁS.
Si no cree que estas cosas pueden suceder en su país porque es “de avanzada” o un “país desarrollado”, recuerde que no fue en Togo ni en las Filipinas que Adolf Hitler llegó al poder por medio de elecciones, sino en Alemania.
 
 

¿QUIEREN ENTENDER LA “FORMA” DE ESTE COLAPSO ECONÓMICO?

 

 

 
Michael Ruppert, un ex-policía anti-drogas, licenciado en economía, investigador y analista económico, conferenciante, escritor y denunciante en el congreso de los Estados Unidos sobre la implicación del gobierno en el trafico de droga nos trae aquí un monologo de sus peores predicciones: en poco tiempo la sociedad colapsará.

 

Michael Ruppert NO ERA UN TEÓRICO DE LA CONSPIRACIÓN, de hecho sólo creía en la parte “visible” de la misma: por ejemplo, las acciones ilegales de la CIA en el tráfico de drogas y un sistema industrial basado 100% en la explotación del petróleo, sin cuyo suministro se desmoronaría. ÉL ESTÁ EN LO CIERTO. Sin embargo, esto no es más que “la forma” de este colapso: AQUÍ NO VEMOS EL MOTIVO. Y eso es porque el motivo NO ES NI NUNCA FUE EL DINERO O EL PODER EN SÍ MISMOS, SINO COMO MEDIOS PARA LLEGAR ADONDE ESTAMOS: al momento de la destrucción final del sistema que ellos mismos crearon para que se destruyera en el preciso momento en el que ya tienen todo listo para instalar el sistema que VERDADERAMENTE DESEAN: EL REINO DEL ANTICRISTO, EL REGRESO DE SU “DIOS” LUCIFER.
Este video no se trata de una película más, es el aporte de un hombre que estuvo años analizando la sociedad, un hombre que profetizó a finales de 2005 la crisis financiera bancaria internacional del 2008. UN HOMBRE QUE FUE ASESINADO POR DECIR LA VERDAD, PARA QUE OTROS PUDIÉRAMOS CONOCERLA. Un hombre que fue un VERDADERO INFORMANTE y por eso HOY ESTÁ MUERTO, porque sólo los desinformantes tienen programas de TV dentro del sistema que dicen denunciar: Rafapal, Estulin, Alex Jones, Parcerisa, Salfate y miles más: DEJEN DE ESCUCHAR A LOS QUE SON PAGOS POR LA ÉLITE, DESPIERTEN DE UNA BUENA VEZ… Y ESCUCHEN A LOS QUE REALMENTE LES DICEN LA VERDAD, NO A LOS QUE LOS DISTRAEN CON ESTUPIDECES Y MENTIRAS ENDULZADAS del estilo “tú eres el dios del universo” o “la realidad sólo existe cuando la miras fijo”. Conocimientos muy útiles… para que te maten por la espalda mientras mirás los pajaritos. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s