CYNTHIA: LA PELIGROSA BACTERIA CARNÍVORA QUE AMENAZA AL MUNDO

comp-1_00000

A continuación ofrecemos un artículo traducido de la web New Eastern Outlook, del investigador independiente y analista Jean Périer.

Su contenido es alarmante y creemos que exagerado, tanto en su información como en su tono y por esa razón pedimos a los lectores que lo tomen con prudencia y con el debido espíritu crítico.

De todas formas, es interesante y arroja algunas cuestiones que en todo caso, deben ser conocidas, o como mínimo, tenidas en cuenta…


En un futuro cercano, el planeta podría enfrentarse a un “monstruo” que fue criado en el interior de los laboratorios corporativos de EEUU.

Estamos hablando de la primera bacteria sintética, Cynthia, creada “para combatir la contaminación petrolífera en el Golfo de México”, que, de acuerdo con diversos informes que a menudo son ignorados por los medios corporativos, ha mutado y ha comenzado a atacar a animales y seres humanos. El microorganismo es altamente letal y ya está en camino de extenderse a Europa.

la-oil-spill-02

Recordemos que en abril de 2010, una explosión en una plataforma petrolera de British Petroleum provocó el vertido de millones de barriles de petróleo que contaminaron el Golfo de México. A pesar de las drásticas medidas adoptadas para evitar una catástrofe ambiental, la marea negra producida por el derrame de petróleo de la plataforma Deep Horizon, cubrió más de sesenta mil millas cuadradas.

100_1137

Como uno de los medios de hacer frente a la catástrofe ambiental en sus manos, Washington decidió tomar medidas drásticas, sin tener en cuenta las posibles consecuencias de esas acciones. Fue en ese momento cuando un microorganismo creado artificialmente apodado Cynthia fue liberado, sin ningún tipo de examen sobre la posible amenaza que podría representar para el medio ambiente.

J. Craig Venter

Cynthia es una creación del Instituto J. Craig Venter, que lleva participando en experimentos de ingeniería genética desde comienzos del siglo XXI y Synthetic Genomics Inc., y fue creado y financiado directamente por BP.

140213ventor2

Se creía que Cynthia se alimentaba exclusivamente de petróleo crudo, pero resulta que ahora la bacteria está igualmente dispuesta a consumir todas las formas de vida orgánica que encuentra.

En 2011, Cynthia fue liberada en el Golfo de México y en sus etapas iniciales de vida estuvo absorbiendo las manchas de petróleo a una velocidad impresionante. En enero de 2011 se informó que los científicos estaban particularmente impresionados por la velocidad con la que la bacteria estaba consumiendo el petróleo.

2ecd6a6100000578-0-the_researchers_found_that_adding_the_bacteria_to_crude_oil_resu-a-44_1448465387992

Pero entonces esta bacteria mutó y pronto empezó a alimentarse de formas de vida orgánicas. Informes extraños empezaron a llegar desde los EEUU, como uno que afirmaba que cinco mil aves cayeron víctimas de una “enfermedad desconocida” en Arkansas, o otra que informaba que más de cien mil peces muertos fueron encontrados frente a la costa norte de Luisiana. También se informó de que un total de 128 empleados de British Petroleum que participaron en la liquidación de la mancha de petróleo fueron infectados por una enfermedad misteriosa. Según diversas fuentes se les prohibió ingresar en hospitales públicos, para evitar que hablaran con nadie sobre lo que les había sucedido.

Pronto se registró que la enfermedad y los síntomas que ahora están asociados con la zona costera del Golfo de México, se empezaron a difundir a la parte continental de Estados Unidos; por ejemplo, entre personas que fueron atrapadas por las fuertes lluvias que venían del Golfo de México y que también se vieron expuestas a ella.

De hecho, este tipo de informes preocupantes se han vuelto bastante comunes, a pesar de las medidas restrictivas adoptadas por el gobierno de Estados Unidos para evitar que esta información se propague. En particular, se ha informado de que ciertos individuos que tuvieron la desgracia de tomar un baño en el Golfo de México se encontraron a menudo cubiertos de llagas, hasta que acabaron muriendo unos días más tarde debido a extensas hemorragias internas.

captura-4

De acuerdo con informes de los medios, una persona puede llegar a ser víctima de Cynthia en dos circunstancias: si penetra la barrera de la piel a través de una herida o si tiene la desgracia de comer mariscos crudos infectados por esta bacteria. Una vez que la bacteria entra en el cuerpo, penetra en la capa entre la piel y los músculos y comienza a producir una toxina que licua los tejidos.

Se sabe que Cynthia es capaz de reproducirse rápidamente dentro de las células infectadas, y que es inmune a los antibióticos.

De acuerdo con la Universidad del Distrito de Columbia (UDC), hasta el 40% de los residentes de los territorios adyacentes al Golfo de México se han infectado con enfermedades respiratorias y cutáneas severas, y uno de cada cuatro residentes está planeando hacer las maletas y abandonar la zona en un futuro cercano.

captura-2

No obstante, Washington se ha dedicado a silenciar estos informes, afirmando que el creciente número de muertos puede ser atribuido a algún “virus desconocido”.

Al mismo tiempo, hemos sido testigos de informes perturbadores que afirman que Cynthia ha comenzado a difundirse a diferentes regiones del mundo; al respecto, se habla de la muerte masiva de focas en Alaska, cerca de la ciudad de Barrow, que vino acompañada de lesiones en la piel y cuantiosos daños en los órganos internos de los animales fallecidos.

Al ritmo que las bacterias se propagan junto con la Corriente del Golfo, Europa estaría ya en situación de riesgo, algo que podría destruir incluso el turismo del sur de Europa si llegara a sus playas.
Lo que está ocurriendo en el Golfo de México no es un problema regional y los vecinos de esta zona no son los únicos en riesgo. Este es un problema de proporciones globales. Los signos de una posible infección bacteriana ya están empezando a aparecer por todas partes.

captura

Las misteriosas e inexplicables enfermedades que afectan a peces, mamíferos marinos, animales, aves, árboles y plantas, surgen de los genomas sintéticos que transforman los organismos naturales y los obligan a mutar.

Sin embargo, incluso en la fase inicial de los ensayos de prueba de Cynthia, muchos expertos subrayaron el peligro de los organismos vivos creados sintéticamente. Por ejemplo, la Dra. Helen Wallace de la organización británica Genewatch, que supervisa las investigaciones en el campo de la genética, señaló en una entrevista que esta bacteria sintética podría representar un serio peligro.

img_0097

A su vez, el movimiento Friends of the Earth, ha subrayado una y otra vez que este logro científico de J. Craig Venter es una amenaza para todo el mundo, y que todas las investigaciones realizadas por este instituto deben ser puestas en cuarentena y sometidas a revisión.

Muchos ambientalistas y activistas de derechos humanos, sostienen que el gobierno de Estados Unidos no está preparado para regular este campo revolucionario de la ciencia.

Una organización internacional de la sociedad civil con sede en Ottawa, Canadá, conocida como ETC Group, ha dado la voz de alarma, con el argumento de que Venter abrió la “caja de Pandora” y que hace falta una moratoria internacional sobre el desarrollo en el campo de la biología sintética en laboratorios privados, ya que este tipo de investigación puede representar una amenaza para la vida en el planeta.

captura-3

Por lo tanto, ¿estamos presenciando aquí la manifestación de una política secreta de Washington relativa al desarrollo de nuevos tipos de armas biológicas?

Al fin y al cabo, los EEUU han estado trabajando para debilitar las normas internacionales que prohíben el desarrollo de armas biológicas, mientras seguían construyendo su propia infraestructura biológica militar y creaban una cadena de laboratorios microbiológicos en todo el mundo que están bajo dirección del Pentágono. Las actividades de estos laboratorios no están siendo supervisadas, por lo que no hay absolutamente ninguna garantía de que un nuevo tipo de monstruo que pueda superar a Cynthia no se esté siendo creado en sus profundidades.

En estas circunstancias, hay una necesidad urgente de obligar a Washington a acatar la Convención sobre la prohibición del desarrollo, producción y almacenamiento de armas bacteriológicas (biológicas) y toxínicas y sobre su destrucción, que bloqueó de manera unilateral en 2001.

Por otra parte, debe haber una mecanismo de verificación que garantice que todas las disposiciones de la presente convención son respetadas por todos los firmantes.

Jean Périer es un investigador y analista independiente y un reconocido experto en el Próximo y Medio Oriente.


COMENTARIO ADICIONAL:

Sabemos que la mayoría de infecciones por bacterias carnívoras en el golfo De México, provienen del bacilo Vibrio Vulnificus y no de una Cynthia mutada, como afirma el autor, o al menos así lo dicen los medios oficiales.

De todas formas, sí parece ser cierto que las infecciones por esta bacteria carnívora en el Golfo de México han aumentado en los últimos años, desde el accidente petrolífero y por lo tanto, vale la pena tenerlo en cuenta.


http://journal-neo.org/2016/09/14/cynthia-the-flesh-eating-s/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s