ABATIDO EN MILÁN EL SOSPECHOSO DEL ATENTADO DE BERLÍN

El guión de esta última entrega del serial terrorista con que los poderes en la sombra buscan sumirnos en un estado de permanente alarma, paranoia y miedo no ofrece ninguna novedad respecto a los anteriores capítulos: el sospechoso debe ser silenciado por la expeditiva vía del tiroteo con la policía. Esta vez ha ocurrido en Milán a las 3.00 de la madrugada de hoy. Según informa Reuters, dos agentes de la policía italiana vieron a un sospechoso de aspecto magrebí merodear por la plaza 1 de Mayo, cerca de la estación de tren de Sesto San Giovanni. Al solicitarle su documentación sacó un arma y disparó contra ellos al grito de “Alá es grande”, hiriendo a uno y siendo abatido por el otro agente.

El cadáver fue identificado como el de Anis Amri por las huellas dactilares. En la mochila llevaba un billete de tren adquirido en Chambery (Francia) con el cual llegó a Italia, primero a Turín y de ahí a Milán.

Al parecer, Amri habría residido en Italia varios años, durante los cuales su historial policial recoge delitos con violencia, robo, incendio y lesiones. Tras cumplir una sentencia de cuatro años fue llevado al centro de internamiento para extranjeros de Caltanissetta para su deportación. Ahí comienza la parte desconocida de su peripecia. El caso es que seis meses después aparece en Alemania, desde donde no parece que haya tenido muchas dificultades para regresar a Italia.

Aquí se cierra el por ahora último capítulo del culebrón terrorista que ensangrenta Europa. Al menos acaba para los espectadores cómodos. Los investigadores de la conspiración tenemos indicios que nos llevan a pensar que las cosas, una vez más, no son lo que parecen: hoy mismo el blog Donde la verdad nos lleva revela una más que curiosa “casualidad” previa a la embestida del camión polaco que nos dicen que conducía Amri: Shlomo Spiro, un especialista en inteligencia de Israel y la OTAN, estuvo en el mercadillo navideño de Berlín diez minutos antes de que se desencadenara una tragedia cuyas primeras imágenes, captadas por la cámara de seguridad de un taxi, vemos sobre estas líneas.

¿casualidad o causalidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s