Archivo de la categoría: Alertas

CIENTÍFICOS DE VARIAS DISCIPLINAS ANTICIPAN “EL APOCALIPSIS”

 

Parece que cada vez hay más gente obsesionada con el fin del mundo y ya no los encontramos solamente entre las personas con creencias religiosas y/o extrañas, sino que el número crece incluso entre los científicos.

¿Quieren darnos miedo, o hay algo más?

Creemos que no es un tema tan anecdótico como puede parecer a primera vista.

Comentamos sobre ello al final de la traducción de este artículo publicado en Salon…


Mientras que las creencias apocalípticas sobre el fin del mundo han sido, históricamente, un tema de la especulación religiosa, son cada vez más comunes entre algunos de los principales científicos de hoy.

Este es un hecho preocupante, dado que la ciencia no se basa en la fe y en la revelación, sino en la observación y la evidencia empírica.

Tal vez la figura más prominente con una perspectiva ansiosa sobre el futuro de la humanidad es Stephen Hawking.

El año pasado escribió lo siguiente en un artículo de The Guardian…

Ahora, más que en cualquier otro momento de nuestra historia, nuestra especie necesita trabajar junta. Nos enfrentamos a desafíos ambientales impresionantes: el cambio climático, la producción de alimentos, la superpoblación, la diezmación de otras especies, la enfermedad epidémica, la acidificación de los océanos. Juntos, son un recordatorio de que estamos en el momento más peligroso del desarrollo de la humanidad. Ahora tenemos la tecnología para destruir el planeta en el que vivimos, pero aún no hemos desarrollado la capacidad de escapar de él.

Como posible apoyo a estas aseveraciones tan abominables, los estudios sugieren que la civilización actual tendrá que producir más alimentos en los próximos 50 años, que en toda la historia humana en conjunto, que se remonta a unos 200.000 años en el Pleistoceno.

Esto se debe en parte al problema de la superpoblación en curso, una población que se cree alcanzará aproximadamente los 9300 millones de personas en la Tierra para el año 2050. De acuerdo con el Informe Planeta Vivo 2016, la humanidad necesita 1,6 planetas Tierra para mantener nuestro ritmo de consumo actual.

En otra palabras, a menos que algo importante cambie con respecto al agotamiento de los recursos antropogénicos, la naturaleza nos llevará a cambiar radicalmente la vida tal y como la conocemos ahora.

En esta línea, los científicos coinciden ampliamente en que la actividad humana ha empujado a la biosfera a enfrentarse al sexto evento de extinción masiva en toda la historia de 4.500 millones de años de la Tierra.

Este parece ser el caso, incluso si hacemos caso de las previsiones más optimistas sobre las tasas actuales de extinción de especies, que pueden estar ocurriendo 10.000 veces más rápido que la “tasa de fondo” normal de extinción. Otros estudios han descubierto que, por ejemplo, la población mundial de vertebrados silvestres, es decir, mamíferos, aves, reptiles, peces y anfibios, se ha reducido en un asombroso 58% entre 1970 y 2012. La biosfera se está marchitando en tiempo real, y la culpa la tienen nuestras propias acciones necias.

En cuanto a la enfermedad, las superbacterias son una preocupación creciente entre los investigadores debido al uso excesivo de antibióticos entre el ganado y los seres humanos. Estas bacterias resistentes a múltiples fármacos son altamente resistentes a las vías de tratamiento normales, y ya unos 2 millones de personas se enferman de superbacterias cada año.

Tal vez el mayor riesgo aquí es que, como dice Brian Coombes: “los antibióticos son la base sobre la que descansa toda la medicina moderna. La quimioterapia contra el cáncer, los trasplantes de órganos, las cirugías y el parto se basan en antibióticos para prevenir las infecciones. Si no puedes tratarlos, perderemos los avances médicos que hemos hecho en los últimos 50 años”.

De hecho, es por eso que Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, afirma que “la resistencia a los antimicrobianos representa una amenaza fundamental para la salud humana, el desarrollo y la seguridad”.

Para hacer las cosas aún peor, los expertos argumentan que el riesgo de una pandemia global está aumentando.

La razón es, en parte, debido al crecimiento de las megaciudades.

Según una estimación de las Naciones Unidas: “el 66 por ciento de la población mundial vivirá en los centros urbanos en 2050”.

La proximidad de las personas hará que la propagación de patógenos sea mucho más fácil, sin mencionar el hecho de que los gérmenes mortales pueden viajar desde un lugar a otro literalmente a la velocidad de un avión de pasajeros. Además, el cambio climático producirá olas de calor e inundaciones que crearán “más oportunidades para las enfermedades transmitidas por el agua como el cólera y para los vectores de enfermedades como los mosquitos en las nuevas regiones”. Es por eso que algunos investigadores de salud pública concluyen que “estamos ante el mayor riesgo de experimentar brotes a gran escala y pandemias globales“, y que “el próximo agente que provoque un brote epidémico, probablemente será una sorpresa”.

Finalmente, la acidificación de los océanos del mundo es una catástrofe que apenas recibe la atención que merece. Lo que pasa es que los océanos están absorbiendo dióxido de carbono de la atmósfera, y esto está causando que su nivel de PH caiga. Una consecuencia de ello es la destrucción de los arrecifes de coral a través de un proceso llamado “blanqueo”. Hoy, alrededor del 60 por ciento de los arrecifes de coral están en peligro de blanquearse, y cerca del 10 por ciento ya son ciudades fantasmas submarinas.

Aún más alarmante, sin embargo, es el hecho de que la tasa de acidificación oceánica está ocurriendo más rápido hoy en día de lo que ocurrió durante la extinción masiva del Pérmico-Triásico.

Ese evento ha sido llamado la “gran mortandad” porque fue la extinción mas devastadora que se ha producido jamás, dando por resultado que un 95 por ciento de todas las especies acabarán desapareciendo.

Como señala el periodista científico Eric Hand, mientras que 2,4 gigatoneladas de carbono fueron inyectadas en la atmósfera por año durante la Gran Mortandad, en la actualidad se inyectan alrededor de 10 gigatoneladas al año por parte de la sociedad industrial contemporánea. Así, la sexta extinción masiva mencionada anteriormente, también llamada extinción antropocénica, podría resultar quizás incluso peor que la extinción del Pérmico-Triásico.

Así que la terrible advertencia de Hawking de que vivimos en el período más peligroso de la existencia de nuestra especie es bastante robusta.

De hecho, consideraciones como estas han llevado a varios otros científicos notables a sugerir que el colapso de la sociedad global podría ocurrir en un futuro previsible.

El fallecido microbiólogo Frank Fenner, por ejemplo, cuyo trabajo virológico ayudó a eliminar la viruela, predijo en 2010 que “los seres humanos probablemente estarán extintos dentro de 100 años, debido a la superpoblación, la destrucción del medio ambiente y el cambio climático”.

De forma similar, el biólogo canadiense Neil Dawe, afirmó que: “No me sorprendería si la generación posterior a mi fuera testigo de la extinción de la humanidad”.

Y el reconocido ecologista Guy McPherson argumenta que la humanidad quedará enterrada en la tumba evolutiva para 2026.

El Boletín de los Científicos Atómicos también movió recientemente el minutero del Reloj del Juicio Final 30 segundos más cerca de la medianoche, principalmente debido al presidente Donald Trump y al tsunami de anti-intelectualismo que lo llevó a la Oficina Oval.

Como Lawrence Krauss y David Titley escribieron en un editorial del New York Times:

Estados Unidos tiene ahora un presidente que ha prometido impedir el progreso tanto en la lucha contra la proliferación nuclear como en la solución del cambio climático. Nunca antes el Boletín decidió avanzar el reloj principalmente debido a las declaraciones de una sola persona. Pero cuando esa persona es el nuevo presidente de los Estados Unidos, sus palabras son importantes.

Estando a dos minutos y medio de la medianoche, el Reloj del Juicio Final está actualmente en su punto más cercano a la medianoche de lo que había estado desde 1953, después de que los Estados Unidos y la Unión Soviética hubieran detonado bombas de hidrógeno.

Pero hasta ahora hemos ignorado amenazas a nuestra existencia que muchos estudiosos del riesgo punteros creen son aún más graves, es decir, los riesgos asociados con tecnologías emergentes como la biotecnología, la biología sintética, la nanotecnología y la inteligencia artificial.

En general, estas tecnologías no sólo se están volviendo más poderosas a un ritmo exponencial, de acuerdo con la Ley de Ray Kurzweil de Rendimientos Acelerados, sino cada vez más accesible para grupos pequeños e incluso lobos solitarios.

El resultado es que un número creciente de individuos están siendo empoderados para causar estragos sin precedentes en la civilización.

Considere el siguiente desastre de pesadilla esbozado por el científico de computación Stuart Russell:


Un quadcopter muy, muy pequeño, de una pulgada de diámetro puede llevar una carga de uno o dos gramos de proyectil explosivo de carga heuca. Usted puede pedirlo a un fabricante de drones en China. Usted puede programar el código para que diga: “Aquí hay miles de fotografías de tipos de cosas a las que quiero apuntar”.

Una carga de un gramo de proyectil de carga hueca puede perforar un agujero en nueve milímetros de acero, por lo que presumiblemente también se puede perforar un agujero en la cabeza de alguien. Usted puede meter hasta tres millones de esos drones en un semirremolque. Usted puede llevar tres camiones hacia Nueva York y disponer de 10 millones de armas atacando la ciudad. No tienen que ser muy eficaces, sólo que el 5 o 10 por ciento de ellos alcancen un objetivo es suficiente.

Russell añade que “habrá fabricantes que producirán millones de estas armas que la gente podrá comprar igual que usted puede comprar armas ahora, excepto que tener millones de armas no importa a menos que se tenga un millón de soldados. En este caso, sólo necesitas tres soldados”, concluye, para escribir el código de computadora correspondiente para programar los drones y para liberarlos.

Este escenario puede ampliarse arbitrariamente para involucrar, digamos, 500 millones de drones armados empaquetados en varios cientos de camiones estratégicamente posicionados alrededor del mundo.

El resultado podría ser una catástrofe global que pusiera a la civilización de rodillas.

Una matanza similar a la conseguida con un ataque de terrorismo nuclear o una pandemia de ingeniería causada por un patógeno diseñado en laboratorio.

Como Benjamin Wittes y Gabriella Blum expusieron en su fascinante libro “El futuro de la violencia”, nos dirigimos hacia una era de capacidades ofensivas distribuidas que es diferente a cualquier cosa que nuestra especie haya encontrado antes.

¿Qué clase de persona puede realmente querer hacer esto, sin embargo? Desafortunadamente, hay muchos tipos de personas que de buena gana destruirían a la humanidad. La lista incluye terroristas apocalípticos, psicópatas, psicóticos, misantropos, ecoterroristas, anarco-primitivistas, eco-anarquistas, tecnófobos violentos, neo-luditas militantes e incluso “personas moralmente buenas” que sostienen, por razones éticas, que el sufrimiento humano es tan grande que sería mejor no existir en absoluto. Dadas las tendencias de la tecnología dual mencionadas anteriormente, todo lo que podríamos encontrar más adelante durante este siglo es que una sola persona o un grupo decidieran terminar unilateralmente el gran experimento llamado civilización para siempre.

Se trata de consideraciones como estas, las que han llevado a los estudiosos del riesgo, algunos procedentes de las mejores universidades del mundo, a especificar inquietantemente altas probabilidades de desastre global en el futuro.

Por ejemplo, el filósofo John Leslie afirma que la humanidad tiene un 30 por ciento de posibilidades de extinción en los próximos cinco siglos.

Menos optimista, una encuesta “informal” de expertos en una conferencia organizada por el Instituto de Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford pone la probabilidad de extinción humana antes de 2100 en un 19 por ciento.

Y Lord Martin Rees, cofundador del Centro para el Estudio del Riesgo Existencial en la Universidad de Cambridge, argumenta que la civilización no tiene más que una probabilidad del 50 por ciento de sobrevivir en el próximo siglo.

Para poner este número en perspectiva, significa que el estadounidense promedio tiene aproximadamente 4.000 veces más probabilidades de presenciar una implosión de la civilización que morir en un “accidente de transporte aéreo y espacial”.

Un niño nacido hoy tiene una buena oportunidad de vivir lo suficiente como para ver el colapso de la civilización, según nuestras mejores estimaciones.

Volviendo a la religión, las encuestas recientes muestran que una gran parte de la gente religiosa cree que el fin del mundo es inminente.

Por ejemplo, una encuesta de 2010 encontró que el 41 por ciento de los cristianos en los EEUU creen que Jesús o “definitivamente” o “probablemente” regresará en 2050.

Del mismo modo, el 83 por ciento de los musulmanes en Afganistán y el 72 por ciento en Irak afirman que el Mahdi, figura mesiánica del fin de los días, volverá mientras ellos aún estén vivos.
La tragedia aquí, desde una perspectiva científica, es que tales individuos están preocupados por el apocalipsis equivocado.

Son mucho más probables las catástrofes, calamidades y cataclismos que causan un sufrimiento humano sin precedentes (y sin sentido) en un universo sin ninguna fuente externa de propósito o significado.

En cierto sentido, sin embargo, las personas religiosas y los científicos están de acuerdo: estamos en un momento único de la historia humana, marcado por una probabilidad excepcionalmente alta de desastre.

La diferencia es que, para las personas religiosas, la utopía está al otro lado del apocalipsis, mientras que para los científicos no hay nada más que oscuridad.
Para ser claro, la situación no es en absoluto desesperada.

De hecho, no hay una amenaza ante nosotros que sea inevitable, sea el cambio climático, la sexta extinción en masa, el terrorismo apocalíptico o el nacimiento de una superinteligencia artificial que nos someta.

Pero lo que sí está claro, es que sin un esfuerzo colectivo concertado para evitar la catástrofe, el futuro podría ser tan malo como el que haya podido imaginar cualquier escritor de ciencia ficción distópica.

http://www.salon.com/2017/04/30/its-the-end-of-the-world-and-we-know-it-scientists-in-many-disciplines-see-apocalypse-soon/


COMENTARIO ADICIONAL

Parece extraña la obsesión morbosa por parte de cada vez más gente por el fin del mundo y algún tipo de apocalipsis que acabe con nuestra civilización.

Es algo esperable en las personas criadas en las creencias religiosas más extremas, pero llama especialmente la atención que este creciente sentimiento apocalíptico, crezca también entre muchos científicos.

Este tipo de sentimientos, parecen ser un deseo morboso e inconfesable por ver cómo se derrumba toda la obra del hombre.

Solo hace falta ver como el mundo de la ficción, reflejo (y a la vez generadora) de lo que subyace en el inconsciente colectivo, se ha volcado desde hace años por las imágenes más apocalípticas, siempre centradas en una destrucción prácticamente completa de la civilización humana: desde las sempiternas historias de invasiones extraterrestres, pasando por los desastres naturales más devastadores y culminando por la fiebre por las epidemias zombi, que arrasan siempre con la humanidad.

Que exista este deseo inconfesable y morboso por el fin de la humanidad, nos debería poner en un auténtico estado de alerta y preguntarnos “¿por qué deseamos en el fondo que todo se vaya a la mierda?”.

La respuesta más obvia, es que en nuestro fuero interno, y como a nivel colectivo, como seres humanos, tenemos la sensación de que no lo hacemos bien, de que somos más una plaga que otra cosa.

Parece que en el fondo, todo el mundo intuye que las vidas que llevamos son absurdas y vacías y que el mundo que hemos creado está muy lejos de ser lo que deberíamos haber construido.

Si fuéramos felices como seres humanos y estuviéramos satisfechos, no habría tanta gente deseando de forma inconfesable el fin del mundo. Al contrario, estaríamos ilusionados con la idea de explorar nuevos mundos a los que llevar nuestro legado.

Es evidente que algo no funciona y hace falta un reset total y absoluto de todos nuestros conceptos, deseos y estructuras.

Y por último, un elemento adicional, que quizás alguna gente considere anecdótico, pero que es el que realmente debería preocuparnos.

¿Qué efecto puede tener en nuestro destino que tanta y tanta gente, alrededor del planeta, a nivel inconsciente, se sienta atraída por la destrucción de todo?

Es mucha gente deseando el mismo resultado…y cada día tiramos los dados de nuevo…


Fuentes:
http://www.salon.com/2017/04/30/its-the-end-of-the-world-and-we-know-it-scientists-in-many-disciplines-see-apocalypse-soon/
https://www.theguardian.com/commentisfree/2016/dec/01/stephen-hawking-dangerous-time-planet-inequality

¿ESTAMOS AL BORDE DE UN EVENTO QUE DESTRUIRÁ EL DÓLAR Y EL PODER DE EEUU PARA SIEMPRE?

 

Desde hace unos días, viene repitiéndose una noticia relativa a la caída del dólar como moneda de reserva mundial.

Incluso hay expertos como el exasesor de la CIA, abogado y analista de riesgo en firmas de Wall Street, Jim Rickards, que advierten que le han puesto fecha al evento que provocará esta caída: el próximo 27 de abril.

http://landings.inversorglobal.es/es-cartas/alerta-roja?a=35&o=79978&s=80569&u=143915&l=20341&r=MC&vid=XM-Jir&g=0

Estas advertencias “conspirativas”, sostienen que los BRICS podrían dejar de usar el dólar como moneda de reserva y que se pasaría al patrón oro.

Según Rickards:

“Las élites financieras que dominan el mundo, tienen previsto un evento totalmente planificado y organizado, que acelerará de manera imparable la caída de EEUU y su dominio mundial para siempre.

Rickards afirma que ha pasado los últimos 43 años investigando las causas que han llevado a EEUU a este evento catastrófico y que representará la muerte del dólar.

Rickards predijo en septiembre de 2016, que el FMI adoptaría la nueva cesta del DEG (Derechos Especiales de Giro), que incluye al Yuan Chino, como futuro sustituto del dólar como moneda de reserva.

El ex asesor de la CIA advierte de los efectos que provocará el ‘evento que tendrá lugar el 27 de abril’.

Rickards afirma que pocos días después del “evento”, los bancos de todo el mundo empezarán a deshacerse de sus dólares para reemplazarlos por la nueva moneda planetaria.

El mercado de valores caerá a una velocidad nunca vista con anterioridad, mucho más rápido que en 2008.

La gente verá sus ahorros esfumándose ante sus ojos, sin que nadie pueda dar una explicación coherente a lo sucedido.

Todo subirá de precio, sin importar el país. Desde aparatos electrónicos, hasta la comida, la electricidad o la gasolina.

Los gobiernos recortarán todos los planes sociales, subsidios, bonos y ayudas públicas y las bóvedas de todos los países del mundo serán vaciadas en cuestión de horas.

Según Rickards, será uno de los mayores apocalipsis financieros de la historia y afectará a todo el planeta y a todos los ahorradores del mundo.

El evento del 27 de abril, según Rickards, amplificará la tendencia decadente de la economía norteamericana y luego derrumbará el último pilar del poder norteamericano.

Será un evento financiero que marcará el fin del dólar estadounidense y que no será especialmente obvio”.

La cuestión es que Rickards, como muchos otros visionarios del apocalipsis financiero que se avecina, siempre ofrecen consejos financieros en los que ellos ejercen de intermediarios, o que tienen que ver con la compra de oro, cuya venta ellos mismos gestionan, por lo que tras muchas de estas advertencias apocalípticas, siempre existe el peligro de que se encuentre un negocio particular, fundado en el miedo que los mismos agoreros del apocalipsis generan.

Es decir, constantemente generan miedo entre ciudadanos en general y entre pequeños inversores, especialmente en EEUU, sobre un inminente apocalipsis que no acaba de llegar y del que ellos mismos obtienen beneficios, de forma parecida a los beneficios que obtienen todos aquellos que forman parte de la floreciente industria de los productos para “preppers”, que posiblemente, son los mismos que se anuncian y financian esas mismas webs conspirativas inclinadas a vender continuos cataclismos mundiales inminentes.

Por lo tanto, la opción de que todo sea un engaño, no debe descartarse.

No obstante, se ha de estar abierto a escucharles por si acaso y cabe destacar que esta vez, las voces de advertencia, proceden de múltiples puntos.

Para sostener estas presuntas advertencias, como decíamos, tenemos a este ex asesor de la CIA, Jim Rickards, varias webs conspirativas que se hacen eco de las intenciones rusas de dar este golpe definitivo al dólar, y una noticia que hemos encontrado en HispanTV, procedente del diario sensacionalista Daily Star y que vendría a respaldar estas advertencias, aunque a estas alturas, lo más sano es dudar de todo y esperar a ver qué sucede, dado el poco nivel de fiabilidad de algunos de estos medios.

Analicen ustedes mismos…

Según sostiene un artículo en el diario sensacionalista británico Daily Star, donde se entrevista al alto mando oficial del Kremlin, Serguei Glazyev, Rusia planifica una estrategia basada en el “dólar” para hacer fracasar al mandatario Trump y poner fin al “poderío militar” de EEUU.

“Cuanto más agresivos sean los estadounidenses, más pronto verán el colapso final del dólar y, acabar con el dólar, sería la única manera con la que las víctimas de la agresión estadounidense podrán detener esa acometida. Tan pronto como nosotros (Rusia) y China volquemos el dólar, ese será el fin del poderío militar de Estados Unidos”.

Sobre la política del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el analista asegura que el mandatario republicano hace todo lo que la “élite dominante” le exige hacer.

“Yo no tenía ilusiones sobre Trump, en lo que respecta a cualquier modificación de política. En primer lugar, la agresión de EEUU en todo el mundo está arraigada a su aspiración de preservar la hegemonía estadounidense, mientras ya han dado liderazgo económico a China”, ha resaltado.

En este sentido, Glazyev considera que, como Washington no puede obligar a todos los países a utilizar el dólar, ha involucrado al mundo entero en “una guerra híbrida para transferir su carga de deuda a otros países a fin de limitar a todo el mundo al dólar y debilitar los territorios que no puede controlar”.

Ante tal escenario, Glazyev afirma que la “histeria antirrusa” y la “creciente rusofobia” pueden verse como factores de largo plazo ligados a los intereses de la “élite estadounidense”.

Para finalizar, recuerda que el Reino Unido durante la Primera y la Segunda Guerras Mundiales actuó como un instigador con tal de preservar su liderazgo mundial.

Según Glazyev, “ahora EE.UU. está haciendo lo mismo y Donald Trump representa tales intereses”.


Bien, deberemos estar atentos a lo que suceda este 27 de abril y en las próximas semanas, para ver si todas estas advertencias tienen sentido, o no.

No descarten nada.


Fuentes: http://www.dailystar.co.uk/news/latest-news/608318/russia-advisor-trump-war-us-aggression
http://www.hispantv.com/noticias/rusia/339666/plan-derrota-washington-trump-dolar

TRES “ALARMANTES” NOTICIAS (SIN CONFIRMAR) PROVOCAN INQUIETUD EN LAS BOLSAS

 

Según informa el portal Zerohege, los mercados han experimentado descensos a medida que en las últimas horas han empezado a aparecer titulares que hablan de posibles nuevas sanciones contra Rusia, informes que afirman que China ha desplegado a 150.000 soldados en su frontera con Corea del Norte y rumores también alarmantes que sostienen que la Agencia rusa de transporte aéreo, ha anunciado la posible suspensión de los vuelos chárter a Turquía, a raíz de la complicada situación política en el país.

Según la agencia de noticias coreana Chosun, “el ejército chino ha desplegado cerca de 150.000 soldados en la frontera norcoreana, divididos en dos grupos para prepararse para circunstancias imprevistas”.

La razón del presunto despliegue, sería la perspectiva de un ataque preventivo contra Corea del Norte, similar al que Estados Unidos lanzó contra Siria.

Según sostiene Zerohedge, traduciendo del coreano…

Cuando los Estados Unidos anunciaron el despliegue del portaaviones Carl Vinson hacia Corea, desde Singapur, el ejército chino respondió desplegando cerca de 150.000 soldados en dos grupos para prepararse para circunstancias imprevistas.
El medio japonés Sankei Shimbun informó el 9 de abril que el ataque con misiles a Siria por parte de EEUU conmocionó a China, lo que sugiere que las fuerzas del Ejército Popular de Liberación se están moviendo hacia el río Yalu.

Otros informes que estarían provocando nervios en los mercados, hablarían de que Rusia se está preparando para recibir nuevas sanciones.

Paralelamente, informaciones no confirmadas, sostienen que la Agencia de Transporte Aéreo de Rusia (Rosaviatsia) ha mandado a las compañías aéreas del país una notificación sobre la posible suspensión de los vuelos chárter a Turquía.

“Rosaviatsia ha mandado a las compañías aéreas del país una notificación sobre la posible suspensión de los vuelos chárter a Turquía a raíz de la complicada situación política en este país”, se explica en la notificación.

A su vez, la jefa del Departamento de Proyectos Estatales y Seguridad en Turismo de la agencia rusa Rosturism, Svetlana Serguéyeva, informó a Sputnik que el órgano no cuenta con esta información acerca de los vuelos chárter.

Según la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia, dicho documento no ha sido publicado, así que de momento no existe ningún tipo de prohibición.

“Podemos suponer que se trata de una posible advertencia en caso de que la situación política en Turquía, tras el referéndum del 16 de abril, se desarrolle de manera negativa”
, subrayó la directora del ente, Maya Lomidze.

Pero al respecto de esta última noticia, la pregunta que debemos hacernos es: ¿qué temen que pueda suceder en Turquía tras el referéndum de la reforma constitucional?

¿Qué sucesos en el interior de Turquía pueden ser tan “graves” o “desestabilizadores”, según las predicciones rusas, como para que Rusia prohíba teóricamente los vuelos charter a Turquía?

Como vemos, se trata de 3 noticias sin confirmación alguna, pero que hablan de un cierto estado de nerviosismo a nivel internacional, tras el ataque de EEUU en Siria, por más que el ataque pudiera ser pactado y potencialmente inocuo, como todo parece indicar…


Fuentes:

http://www.zerohedge.com/news/2017-04-10/stocks-slide-below-airstrikes-support-amid-russia-china-chatter
http://news.chosun.com/site/data/html_dir/2017/04/10/2017041001086.html
https://mundo.sputniknews.com/rusia/201704101068265913-rosaviatsia-erdogan-problemas/
http://interfax.com/news.asp

¿QUIÉN GOBIERNA A NUESTROS GOBIERNOS?

¿Sigue usted pensando que nuestros políticos legislan para mejorar su bienestar? O, realmente lo que sucede es que hay fuerzas nada democráticas que dictan las políticas de nuestros llamados “lideres”. Fueron cientos de miles de firmas, centenares de manifestaciones y concentraciones las que se llevaron a efecto por una gran parte de la población hace años, para realmente no conseguir cambiar nada, por el contrario, una simple llamada telefónica de una organización supranacional, puede cambiar incluso los presupuestos generales con tal de satisfacer estas nulas y democráticas instituciones. ¿Qué papel jugamos en el estado…?

BILL GATES ADVIERTE QUE TERRORISTAS PODRIAN MATAR A 30 MILLONES DE PERSONAS EN UN AÑO USANDO ARMAS BIOLOGICAS

Terroristas podrían desencadenar una epidemia mortal y matar a 30 millones de personas usando armas biológicas químicas dentro de los próximos 15 años, advirtió Bill Gates.

En un discurso en la Conferencia de Seguridad de Munich, el multimillonario comparó los peligros de la guerra nuclear y el cambio climático.

Gates dijo: “La próxima epidemia podría originarse en la pantalla de un computador de un terrorista con la intención de usar la ingeniería genética para crear una versión sintética del virus de la viruela, o una cepa super contagiosa y mortal de la gripe.

Los epidemiólogos dicen que un agente patógeno en rápido movimiento podría matar a más de 30 millones de personas en menos de un año, y dicen que existe una probabilidad razonable de que el mundo experimente tal brote en los próximos 10 a 15 años”.

Gates sostuvo que se pasa por alto el vínculo entre la seguridad de la salud y la seguridad internacional y criticó a los gobiernos por no prestar atención a esas amenazas.

Él dijo: “Ignoramos el vínculo entre la seguridad de la salud y la seguridad internacional a nuestro propio riesgo”.

El dueño de Microsoft recordó a la conferencia la magnitud de la pandemia de gripe de 1918, que mató a 100 millones de personas e infectó a casi medio millón de personas, según las estimaciones.

Agregó: “La mayoría de las cosas que necesitamos hacer para protegernos contra una pandemia natural son las mismas cosas que debemos preparar para un ataque biológico intencional.

“Considero que la amenaza de pandemias mortales está ahí arriba con la guerra nuclear y el cambio climático”.

Gates afirmó que una preparación adecuada podría mitigar el riesgo de una epidemia.

Dijo que el desarrollo de un “arsenal de armas nuevas” médicas podría utilizarse para contrarrestar esa amenaza y que los gobiernos deben “prepararse para las epidemias como lo hacen las fuerzas armadas para la guerra”.

El CEO multimillonario también argumentó que reducir el tiempo necesario para crear vacunas, junto con la vigilancia y la cooperación, son pasos vitales para prevenir una pandemia y que el fracaso en la preparación podría costar cientos de miles de millones de dólares para recuperarse.

El Sr. Gates ha advertido sobre el bioterrorismo en el pasado. En enero, pronunció un discurso sobre el tema en el Foro Económico Mundial en Suecia y dijo a la radio de la BBC sobre las vulnerabilidades humanas a las enfermedades de propagación rápida en diciembre.

DETECTAN CONTAMINACIÓN RADIACTIVA EN EUROPA DE ORIGEN DESCONOCIDO

 

comp-1_00000

Crece la preocupación por un posible “incidente” nuclear, hasta ahora no comprobado, en las cercanías del círculo del Ártico.

En enero se detectaron pequeñas cantidades de yodo radiactivo de origen desconocido en grandes extensiones de Europa según un informe del Instituto de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear, el organismo público nacional francés en riesgos nucleares y radiológicos.

Dado que el isótopo tiene una vida media de sólo ocho días, la detección indicaría una liberación de radiación bastante reciente.

Lo peor del asunto, es que, según el informe, se desconoce el origen de esta radiactividad.

radiacio-nuclear

La estación de filtros de aire de Svanhovd, ubicada a unos pocos cientos de metros de la frontera de Noruega con la península de Kola, en el norte, fue la primera en medir la cantidad de Yodo-131 radiactivo en la segunda semana de enero.

Poco después, se midió el mismo isótopo en Rovaniemi, en la Laponia finlandesa. En las dos semanas siguientes, en Polonia, República Checa, Alemania, Francia y España se registraron rastros de radiactividad, aunque en pequeñas cantidades.

irsn_detection-iode-131_janvier-2017

Noruega fue la primera en medir la radioactividad, pero Francia fue la primera en informar oficialmente al público sobre ello.

“El yodo-131, un radionúclido de origen antropogénico, se ha detectado recientemente en pequeñas cantidades en la atmósfera europea a nivel del suelo. El informe preliminar afirma que se encontró por primera vez durante la semana del 2 de enero de 2017 en el norte de Noruega. Posteriormente se hallaron rastros en Finlandia, Polonia, República Checa, Alemania, Francia y España, hasta finales de enero”, sostiene el comunicado de prensa del Instituto de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear(IRSN).

No obstante, según sostiene Astrid Liland, jefa de la Autoridad Noruega de Protección contra la Radiación, los niveles de radiactividad no implican riesgos para la salud y no comporta ninguna preocupación para los humanos ni el medio ambiente.

Lo sorprendente, sin embargo, es que las autoridades no sean capaces de determinar el origen de esta contaminación por yodo-131.

Como informa el medio Barents Observer, el yodo-131 en el aire podría tener su origen en un incidente con un reactor nuclear. El isótopo es también ampliamente utilizado en medicina y con ese propósito, muchos países alrededor del mundo lo producen.

Todos los explotadores de reactores nucleares o instituciones que utilizan Iodo-131 para fines médicos tienen detectores para liberaciones externas de radioactividad. En otras palabras, como concluye el Barents Observer: “Alguien por ahí debe saber por qué la radioactividad se extendió por Europa”.

captura

Las instalaciones nucleares de la Europa septentrional, donde se descubrió por primera vez la radiactividad, incluyen centrales nucleares situadas en Finlandia, Suecia y Rusia, además de buques de propulsión nuclear en la península de Kola, en Rusia, y en el área del Mar Blanco.

La fuente también podría provenir de instalaciones aún más alejadas.

EL ENVÍO DE UN AVIÓN QUE MULTIPLICA EL MISTERIO

Por último, añadir un elemento que aún multiplica más el aire de misterio alrededor de este supuesto “incidente” nuclear: la detección del “Constant Phoenix”, una aeronave que llegó el viernes 17 de febrero a la base aérea británica de Mildenhall, tras despegar de Florida.

Como explica la web especializada Aviationist, el WC-135 “Constant Phoenix” se ha utilizado en el pasado para determinar si se han producido ensayos nucleares o detonaciones en una región determinada.

constant-phoenix

El WC-135 es un derivado del avión de transporte y soporte Boeing C-135. Dos de estos aviones siguen aún en servicio, de los diez ejemplares operados desde 1963.

wc-135_0

Los aviones son pilotados por las tripulaciones de vuelo del Escuadrón de Reconocimiento 45 de la Base de la Fuerza Aérea de Offutt, mientras que las tripulaciones de misión son atendidas por el Destacamento 1 del Centro de Aplicaciones Técnicas de la Fuerza Aérea de EEUU.

El WC-135, conocido como “sniffer” o “weather bird” por sus tripulaciones, puede transportar hasta 33 personas. Sin embargo, las tripulaciones son mantenidas al mínimo número posible durante los vuelos de misión, con el fin de disminuir los niveles de exposición radiactiva.

wc135w140618m257-constant-phoenix

Los gases efluentes son recogidos mediante dos unidades de succión situadas en los costados del fuselaje, que a su vez atrapan las partículas de lluvia en sus filtros.

Las tripulaciones de misión analizan los residuos de la precipitación en tiempo real, ayudando a confirmar la presencia de precipitaciones nucleares y posiblemente determinar las características de la ojiva involucrada: es por eso que la aeronave sería determinante para confirmar la existencia de alguna posible explosión nuclear de prueba, o un incidente nuclear de cualquier tipo.

Además de para el monitoreo de pruebas nucleares, el WC-135 también se utiliza para rastrear la actividad radiactiva, tal y como sucedió después del desastre de la planta nuclear de Chernobyl en la Unión Soviética en 1986 o tras el incidente de Fukushima en 2011.

Hasta el momento no ha habido ninguna declaración oficial de ninguna entidad que proporcione más detalles sobre el aumento de los niveles de yodo, ni una explicación de los militares de EEUU de por qué esta aeronave ha sido enviada a Europa.


Fuentes: http://www.zerohedge.com/news/2017-02-19/concerns-grow-about-nuclear-incident-europe-after-spike-radioactive-iodine-levels
https://thebarentsobserver.com/en/ecology/2017/02/radioactive-iodine-over-europe-first-measured-finnmark
http://www.irsn.fr/EN/newsroom/News/Pages/20170213_Detection-of-radioactive-iodine-at-trace-levels-in-Europe-in-January-2017.aspx

PRESENTAN PROYECTO DE LEY QUE PERMITIRÁ A TRUMP INICIAR UNA GUERRA CON IRÁN

 

comp-1_00000

Tal y como informa la web AntiMedia, los proyectos de ley en EEUU permanecen muchas veces ocultos al radar de la opinión pública y los medios. Muchos de estos proyectos de ley, permanecen en estado de letargo, hasta que llega el momento idóneo para “activarlos”.

Como bien sabemos, lo que eventualmente se convirtió en la PATRIOT Act, uno de los mayores ataques contra las libertades civiles en la historia de los Estados Unidos, empezó y pasó gran parte de su temprana vida como una fantasía de los neocons más recalcitrantes.

Luego llegó el 11 de septiembre, fue desempolvada e impuesta al pueblo estadounidense. Y Estados Unidos nunca ha sido y nunca volverá a ser el mismo.

Recientemente, se ha presentado en la Cámara de Representantes la conocida como H.J.Res. 10, justo cuando el nuevo Congreso comenzó a principios de este mes.

El título del proyecto de ley reza: Proyecto de ley “Para autorizar el uso de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para lograr el objetivo de impedir que Irán obtenga armas nucleares”.

bill

Esta legislación, introducida por el republicano de Florida Alcee Hastings, es exactamente lo que parece: una autorización para que el Presidente de EEUU utilice la fuerza militar contra Irán.

Alcee Hastings

Pero es mucho peor que eso.

¿Por qué? Pues porque autoriza específicamente al presidente para que lance una guerra preventiva contra Irán en cualquier momento de su mandato y sin más supervisión o inscripción del Congreso. La frase operativa de la resolución dice: “El Presidente está autorizado a utilizar las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos como el Presidente lo considere necesario y apropiado para lograr el objetivo de impedir que Irán obtenga armas nucleares”

Como ya venimos advirtiendo, poco a poco EEUU, en conjunción con Israel, van sentando las bases del discurso necesario para atacar a Irán.

La H.J.Res 10, de llegar a aprobarse,  sería el cheque en blanco que la Administración Trump anhela para realizar este ataque en cualquier momento.

donald-trump-iran-deal-c

Ahora la pregunta es: si Irán cumple con las exigencias del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), si no hay ni una sola prueba de que Irán esté fabricando armas nucleares, y si Irán está cumpliendo los términos del Acuerdo Nuclear alcanzado con EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania…entonces, ¿por qué en EEUU se introduce un proyecto de ley para autorizar al presidente para que ataque específicamente a Irán bajo la premisa de que no cumple los acuerdos?

¿Por qué ese proyecto de ley se presenta una vez elegido Donald Trump?

Poco a poco, las piezas se van situando sobre el tablero…

Y como complemento a lo que decimos, tenemos la alucinante justificación del ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, en la que nos expone por qué razón la administración Trump no ha incluído a Arabia Saudí en el veto migratorio…

GIULIANI REVELA QUE TRUMP NO INCLUYÓ A ARABIA SAUDÍ EN EL VETO MIGRATORIO POR SUS BUENAS RELACIONES CON ISRAEL

El exalcalde de Nueva York y actual asesor de Seguridad Cibernética de la Casa Blanca, Rudy Giuliani, revela en una entrevista con la cadena estadounidense Fox News la razón principal por la que Arabia Saudí no está entre los países que figuran en el controvertido decreto del presidente de EE.UU., Donald Trump.

breu-6-b

Según Giuliani, que aseguró haber sido quien elaboró la orden ejecutiva que prohíbe la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países (Irán, Irak, Siria, Libia, Somalia, Sudan y Yemen) por un periodo de 90 días, Trump y su equipo no incluyeron a Riad en la lista por la cercana relación que ahora tiene Arabia Saudí con Tel Aviv.

En su entrevista televisiva, Giuliani llega a decir que Arabia Saudí está cambiando con respecto al terrorismo islamista internacional y que ya no es como la Arabia Saudí que negociaba con Obama, pues la nueva Arabia Saudí, “ahora tienen mejores relaciones con Israel y con EEUU”.

(Como vemos, Trump es tan fantástico y tiene un aura tan poderosa, que ha conseguido cambiar a Arabia Saudita en un mes…sin comentarios)

Pero quien sepa leer entre líneas que lo haga y verá lo que se está dibujando en el horizonte con este tipo de declaraciones.

Lo que Giuliani está estableciendo, son las bases para una colaboración entre Israel, Arabia Saudita y EEUU en el futuro ataque o boicot a Irán, puesto que tanto Arabia Saudí como Israel, son los máximos enemigos del país persa.

Otro reposicionamiento diplomático, que apunta en la misma dirección…


Fuente: http://theantimedia.org/bill-congress-trump-war-iran/
https://www.congress.gov/bill/115th-congress/house-joint-resolution/10/
http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/331946/arabia-saudi-ley-migratoria-vinculos-israel-terrorismo