Archivo de la categoría: Contradicciones

RUSIA PROVEE LA TECNOLOGÍA DE ESPIONAJE NECESARIA A EEUU…¡PARA QUE ESPIE A LA PROPIA RUSIA!

 

Cada vez queda más claro que en el campo de la geopolítica y las relaciones internacionales, todo es un gran juego, un inmenso negocio en el que las personas mueren por patrias e intereses, mientras los más poderosos se ríen a sus anchas, a costa de las víctimas que ellos mismos envían a morir.

Estos días el mundo ha estado muy preocupado por un posible enfrentamiento entre Rusia y EEUU, especialmente tras el bombardeo de la base aérea siria de Shayrat.

Pues bien, a continuación ofrecemos un artículo de Paul Craig Roberts realmente revelador, en el que el economista conservador y subsecretario del Tesoro durante la época Reagan muestra su perplejidad ante un hecho que ha pasado bastante desapercibido.

Cabe recordar que Roberts se ha mostrado como un enemigo declarado del establishment de Washington y en concreto de los neocons, así como también se ha mostrado partidario de la Rusia de Putin y defensor de Trump.


El 1 de marzo, la Oficina Nacional de Reconocimiento de los Estados Unidos lanzó un satélite espía transportado por un cohete Atlas V, impulsado por un motor RD-180 ruso.

Los Estados Unidos, una supuesta “superpotencia”, no es capaz de poner sus propios satélites espías en el espacio.

Esta “superpotencia” depende de Rusia, que proporciona a la “superpotencia” los motores de cohetes para poner satélites espía en órbita para espiar a la propia Rusia.

¡Aquí tenemos esas palabras de Lenin: los rusos le venden a Washington la cuerda con la cual colgarán a Rusia!

¿Está valorando Rusia un poco más los dólares de los EEUU, por encima de su propia existencia nacional? Aparentemente si.

¿La quinta columna dentro de Rusia, financiada y apoyada por Washington, infiltrada en los medios de comunicación rusos, y dentro del gobierno ruso, tiene un deseo tan ferviente de integrarse en el Occidente decadente e inmoral que están dispuestos a sacrificar la soberanía rusa y están dispuestos, como toda Europa, Canadá, Australia y Japón, a ser vasallos de Washington? Sí.

¿Qué otra explicación hay para que Rusia permita a Washington espiar a Rusia con su propia ayuda y suminitrarle a EEUU de las capacidades necesarias para que en el futuro puedan atacar con armas nucleares a la propia Rusia con un ataque nuclear preventivo?

Parece que Rusia está más interesada en los dólares estadounidenses y en la “cooperación con Washington” que en la supervivencia nacional.

No es de extrañar que los neoconservadores norteamericanos crean que Putin consentirá la muerte de Rusia a manos de Washington.

El Nuevo Orden Mundial de la tiranía de Washington hacia el resto del mundo, parece estar en el buen camino.

Rusia está permitiendo el dominio de Washington poniendo en órbita los propios satélites de espionaje de Washington en el espacio.

Tal vez lo siguiente será que Rusia proporcione a Washington la ubicación de todos sus submarinos con armamento nuclear y el calendario de los movimientos de sus misiles ICBM ocultos en trenes nucleares. ¿Por qué no pensar eso si por lo visto asegurarse “la cooperación con Washington”, parece ser el único objetivo del gobierno ruso?

¿No les parece increíble?

¡¡Washington impone un paquete de sanciones tras otro a Rusia, y Putin sigue vendiéndole a Washington los motores de cohetes que necesita para enviar al espacio sus satélites espía!!

Que Dios ayude a los rusos.


Para complementar este texto de Craig Roberts, ofrecemos esta noticia que encontramos en Sputnik hace unos días…

La compañía rusa Energomash entregará 11 propulsores RD-180 al consorcio estadounidense ULA este año, aseguró el director general de la empresa RD Amross, Michael Baker.

ULA recibe los motores a través de la RD Amross, una empresa mixta en la que participa Energomash.

“Once propulsores serán entregados este año, otros once el próximo y seis en 2019”, dijo Baker al margen del 33º Simposio espacial internacional que acoge Colorado.

Aquí cada uno podrá hacer sus interpretaciones al respecto de lo que se oculta tras este negocio entre EEUU y Rusia.

Lo primero que se puede llegar a pensar es que quizás a Putin no le importe suministrar estos motores de cohetes a EEUU, porque ya dispone en la actualidad de todo lo necesario para contrarrestar las medidas que puedan realizar estos satélites espías; sería una estrategia inteligente: suministrar a su enemigo de tecnología que colabore en la obsolescencia de su propio programa militar, haciendo negocio con ello.

Si esa fuera la razón, la interpretación tremendista de Craig Roberts, que poco menos que tilda a Putin de traidor a su país, no tendría sentido.

Pero también hay otras posibles interpretaciones: quizás, en el fondo, hay mucho más teatro en el mundo de las luchas geopolíticas de lo que creemos o de lo que gente como Craig Roberts quieren hacernos creer.

La guerra no es lo mismo para aquellas personas cegadas por ideologías y patrias, que pisan los campos de batalla surcados por las balas y los que ganan dinero y poder con esos conflictos en los despachos.

Está claro que las élites que se benefician de los grandes negocios (y de las guerras) y las personas de la calle, vivimos en dos mundos diferentes y esta compraventa de motores de cohetes, parece ser un buen un reflejo (otro más de entre innumerables casos similares) de la cruda realidad del mundo y de lo absurdo que es tomar partido por cualquiera de esos malnacidos instalados en los gobiernos.


Fuentes:
http://www.globalresearch.ca/is-the-russian-government-insouciant/5582940
http://www.foxnews.com/science/2014/07/17/us-too-dependent-on-russian-rocket-engines-experts-tell-lawmakers.html
http://www.counterpunch.org/2017/03/31/the-beneficiaries-of-conflict-with-russia/
https://mundo.sputniknews.com/espacio/201704051068124538-washington-ula-espacio-cooperacion-tecnologia/

Anuncios

CANDIDATO TRUMP: “ME ENCANTA WIKILEAKS”. PRESIDENTE TRUMP: “¡ARRESTEN A ASSANGE!”

 

A continuación publicamos una carta escrita por el político conservador norteamericano Ron Paul en su Web, sobre el giro realizado por Trump respecto a Wikileaks.


CANDIDATO TRUMP: “ME ENCANTA WIKILEAKS”. PRESIDENTE TRUMP: “¡ARRESTEN A ASSANGE!”

“Me encanta Wikileaks”, dijo el candidato Donald Trump el 10 de octubre de 2016, durante la campaña electoral. Elogió a la organización por informar sobre el lado más oscuro de la campaña de Hillary Clinton. Fue información filtrada por un denunciante de la campaña de Clinton a Wikileaks.

En aquel entonces alabó a Wikileaks por promover la transparencia, pero el candidato Trump, cada día se parece menos al Presidente Trump. El candidato alabó a los denunciantes y filtradores y a menudo a Wikileaks durante la campaña electoral.

De hecho, el candidato Trump amaba tanto a Wikileaks, que mencionó a la organización más de 140 veces en el último mes de la campaña, solamente. Ahora, como presidente, parece que Trump quiere que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, sea encerrado en prisión.

La semana pasada, la CNN informó que, citando fuentes anónimas de la “comunidad de inteligencia”, el Departamento de Justicia de la Administración Trump buscaba la detención de Assange y había encontrado una forma de acusar al fundador de Wikileaks de publicar información clasificada, sin tener que perseguir a otros medios como el New York Times o el Washington Post por publicar la misma información.

Podría ser tentador anular el informe de la CNN calificándolo como “noticia falsa”, como de hecho lo son muchos de sus reportajes, pero esta vez parecen decir la verdad, puesto que el presidente Trump dijo en una entrevista que la emisión de una orden de arresto para Julian Assange sería “estaría bien para él”

La condena de Trump contra Wikileaks se produjo apenas un día después de que su director de la CIA, Michael Pompeo, atacara a Wikileaks calificándolo de “servicio de inteligencia hostil”.

Pompeo acusó a Assange de ser “un fraude, un cobarde escondido detrás de una pantalla”.

La elección de palabras de Pompeo no fue accidental. Al acusar a Wikileaks de ser un “servicio de inteligencia hostil” en lugar de un editor de información sobre prácticas ilegales y abusivas del gobierno, filtrada por los denunciantes, señaló que la organización no tiene los derechos correspondientes a la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU. Como muchos en Washington, no entiende que la Primera Enmienda es una limitación del gobierno en lugar de una concesión de derechos a los ciudadanos. Pompeo estaba declarando la guerra a Wikileaks.

Pero no hace mucho Pompeo también citó Wikileaks como una importante fuente de información.

En julio de 2016, alabó la liberación de información de Wikileaks que dañaba a la campaña de Clinton.

Hay una palabra para este giro de 180 grados respecto a Wikileaks y a la transparencia que nos proporciona en las operaciones sobre los prominentes y los poderosos: hipocresía.

La declaración de guerra contra los denunciantes y Wikileaks por parte de la Administración Trump, es una de las mayores decepciones en estos primeros 100 días. Donald Trump cabalgó hacia la Casa Blanca prometiendo que “drenaría el pantano”, lo que significaba que acabaría con los intereses creados de Washington. Al desatar esos mismos intereses creados sobre aquellos que los mantienen en jaque, los denunciantes y los que publican sus revelaciones, le ha dado la espalda a quienes lo eligieron.

Julian Assange, junto con los denunciantes que nos revelan el mal que se está haciendo en nuestro nombre, son héroes. Merecen nuestro respeto y admiración, no una celda en prisión.

Si permitimos que este presidente declare la guerra a los que dicen la verdad, sólo tendremos que culparnos a nosotros mismos de ello.

RON PAUL


Poco más podemos añadir que no hayamos dicho ya mil veces sobre Trump y la gente que le rodea (desde antes de la elección de Trump, incluso).

Lo único que podemos reiterar, es que solo los TONTOS MUY TONTOS, se dejaron engañar por ese estafador y engañabobos evidente que siempre ha sido Donald Trump…


Fuente:
http://www.ronpaulinstitute.org/archives/featured-articles/2017/april/24/candidate-trump-i-love-wikileaks-president-trump-arrest-assange/